ODS - Orquesta de Destrucción Sonora

música con objetos y procesamiento en tiempo real

Del postulado literal al (re)significado.

en palabras de Fernando Molina

Los nombres nos marcan en la vida.

Esteban Gonzalez eligió uno fuerte: la destrucción nos remite a la eliminación, a la reducción de un algo en fragmentos que consideraríamos inutilizables, a la nada, a terrenos devastados y a la marcha en un solo sentido y dirección.Pero quien haya presenciado sus performances no puede dejar de reconocer que el mérito y hallazgo de la Orquesta de Destrucción Sonora no reside en ser algo parecido a un ejército enfrentado al espectro de lo audible sino a su gran capacidad de transformar “un algo que se escucha y está…” en “cuerpo y texto resonante”.

Podríamos detenernos en variadas cuestiones y aspectos tecnológicos que se emplean para lograr esa entidad sonora, pero prefiero describirlos como una especie de obreros artesanos del aire y del tiempo.

Porque en el aire está el sonido, el ambient(e), la materia prima que será capturada por diversos micrófonos. Y en tiempo real se realiza literalmente a mano una mutación en ruido, reverberación, secuencia y finalmente enunciado.

Las herramientas utilizadas son variadas y de un carácter mínimo: no existe lo superfluo ni realizan un doble postulado.

Objetos concretos y resonantes: instrumentos musicales o fragmentos de materiales reformulados para la sola intención de dar a luz frecuencias destinadas a ser “destruidas” por sus mismos ejecutantes.

Cual mediomundo en un océano de sonido, la austera red de Laptops (sin controladores podriamos hablar casi de un Computer Art neto) que complementa la luthería mínima de esta Orquesta es el tamiz donde la subjetividad de sus integrantes procesa y crea.

Y así se arma el discurso.

En esa instancia, Esteban (el Director), mas allá de la futilidad de exigir una experiencia comprensible y guionada, elige e interconecta el producido de su Orquesta: formula preguntas y nos lleva a reconocer que experiencias mecánicas y de transformación del sonido se autorizan conmovedoras y emotivas.

Que pueden ser senderos donde finalizen, en algún sentido, las ideas básicas de genialidad, trabajo y técnica en dicha búsqueda de “Destrucción”.

Porque los nombres nos marcan en la vida.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now